Con la llegada del verano, aumentan las temperaturas drásticamente, esto es, sobre todo, por la gran cantidad de horas de sol que tenemos en el día. Solemos creer que los paneles solares cargan menos cuando está nublado, pero ¿es esto cierto? El rendimiento de los paneles fotovoltaicos depende de varios factores.

 

¿Los paneles solares cargan cuando está nublado?

Sí, los paneles siguen funcionando cuando está nublado, esto es, porque aunque aparentemente parezca que las nubes impiden el paso de la luz, simplemente la absorben, reflejan o difuminan, pero la luz sigue alcanzando a las placas fotovoltaicas.  De hecho, el rendimiento un día nublado puede superar a situaciones totalmente soleadas cuando se superan los 25ºC, donde el rendimiento se ve mermado por el aumento de la temperatura de los componentes.

 

Las placas solares alcanzan el máximo rendimiento en situaciones templadas

Como veníamos comentando, el punto de máximo rendimiento de un módulo solar se consigo con temperaturas de entre 20ºC y 25ºC, además, las placas solares están diseñadas para soportar temperaturas desde los -40ºC hasta los 85ºC. No obstante, el aumento de la temperatura de sus componentes reduce la producción de energía, llegando a alcanzar una pérdida de rendimiento de hasta el 20%.

Perfomance Solar Panel

Fuente: cloudfront.net

Como podemos ver en el gráfico, enfrenta al temperatura del panel con la potencia que este alcanza, viendo, que a rasgos generales, a partir de los 33ºC es cuando se empieza a perder eficiencia energética.

¿Por qué pierden rendimiento las módulos solares?

La principal causa por la que el rendimiento de los paneles fotovoltaicos decae es porque aumenta la temperatura de sus componentes, en concreto, del silicio. Este material es el principal componente de los paneles, de cuanta mayor pureza sea el silicio, mayor será la eficiencia del panel, sin embargo, este es un semiconductor cuyas propiedades cambian en función de la temperatura.

Al aumentar la temperatura, el silicio se calienta, y esto desencadena una caída de tensión que hace que se reduzca la producción generada por los mismo. Igualmente, hay factores que matizar, debemos tener en cuenta:

  • Coeficiente de temperatura del panel solar: establecidos por el fabricante, se encuentran en la ficha técnica del módulo. Son valores entre -0,2%/Cº y -0,5%/Cº, lo preferible es que este coeficiente sea lo más cercano a 0, lo cual implica una menor reducción en la eficiencia a lo largo del año con los cambios de temperatura.
  • Temperatura ambiental: que como comentamos anteriormente, la casuística ideal es que oscile entre 25ºC y 30ºC.
  • Temperatura del sistema: hay que tener en cuenta que los paneles se instalan en cubiertas, esto, si no están bien refrigerados, van a adquirir el calor tanto de la cubierta como del propio panel. Afectando dos fuentes de calor en ellos.

 

Recomendaciones para placas solares

Para una buena gestión de la instalación y evitar problemas recomendamos:

  • Instalar inversores y monitores, evitando sobrecalentamientos de la instalación.
  • Utilizar elementos y componentes para la instalación con colores claros, ya que reflejará parte de los rayos que incidan en ellos, y por tanto se calentará menos.
  • Dejar un espacio entre los paneles y el tejado, esto hará que ventilen mejor y no absorban el calor del mismo directamente.
  • Láminas de distribución sobre el panel, estas hacen que se distribuya la temperatura sobre un puto específico.
  • La solución ideal es utilizar paneles con refrigeración, hay sistemas que acumulan el agua de la lluvia y cuando las temperaturas aumentan, este sistema distribuye el agua acumulada por las láminas, enfriándolas. Pueden llegar a aumentar la eficiencia un 20%.

En definitiva, todo este compendio de cosas se deben tener en cuenta a la hora de realizar el diseño e instalación, al igual que debe ser valorado por ti, si estás plateando instalar paneles solares en tu tejado. Por último, destacar que vemos cómo la tecnología avanza y consigue mejor eficiencia por panel, al igual que una mejora en la tolerancia de altas temperaturas, todo para conseguir un futuro sostenible.

 

¿Quieres estar al día? Síguenos en redes: